viernes, 6 de noviembre de 2015

LAS MUJERES SACRIFICADAS



LAS MUJERES SACRIFICADAS


Hablar de sacrificio implica hablar de abnegación, obediencia, humildad, renunciación, comprensión extrema o actitud sagrada que se ofrenda en honor a algo o a alguien.  Los motivos pueden ser individuales y variados, pero cuando se trata de sacrificarse por la pareja amada, convendría analizarlo previamente antes de actuar. 

Cuando te sacrificas por tu pareja, es entendible que estás dispuesta a hacerlo con el mayor gusto, porque estás en capacidad de hacer eso y mucho más por ese alguien que tú quieres, pero, ¿Tienes claro por qué, o para qué lo haces?

Revisar detenidamente los motivos no es difícil cuando se trata de ser sincera contigo misma, de darle una representación o un significado a aquel sacrificio, ya que no es una imposición del otro sino un acto voluntario que te nace del corazón, y obviamente tampoco se trata de buscar recompensa alguna.

¿Sabes porqué? Porque muchas personas (hombres y mujeres), tienen por costumbre utilizar el “supuesto sacrificio” como un chantaje emocional: “Si me hago la mártir, tal vez se compadezca de mi”, “Si entro en ayuno, pensará que voy a morir de hambre y vendrá corriendo”, “Aparentaré ser la heroína del cuento y llamaré la atención”, “Me haré la ofendida y me pedirá perdón”, “Me haré la sufrida y seguro le daré lástima”, etc., Hey… ¡Eso no es un sacrificio y ni se le parece!, sólo son juegos psicológicos en los que posiblemente tú misma quedes atrapada desde el primer intento.

Sacrificarte realmente implica tenacidad, esfuerzo, fortaleza, dolor, desvelos y quizá hasta lágrimas. No te confundas. Tal vez lo hagas para sanar tus culpas, para “pagar” tus errores del ayer, para resarcir daños, para reparar conductas inadecuadas, o simplemente para apoyar a tu pareja en sus proyectos de vida, porque puedes y quieres hacerlo, pero ojo, mucho ojo, no lo hagas simplemente por quedar bien con el otro, o por hacer méritos, o porque piensas que todo irá mejor… ¿Porqué tendrías que llegar a los extremos del sacrificio?. 

¿Acaso tu pareja está lejos y eres tú la que tienes que dejar todo para estar a su lado?, ¿Estás segura que quieres hacerlo?, ¿Sacrificarías Honor, Patria, Familia, Trabajo y Amigos?, Quizá te lleves la gran sorpresa de que las cosas no son como parecían, ¿Estarías dispuesta a correr el riesgo? 

¿O será acaso que tus hijos se quedaron sin coche y tú como eres tan buena y caritativa, tan comprensiva y sacrificada, prefieres prestarles tu carro por un tiempo aunque tengas que usar los buses? O simplemente ¿Vas en el bus muy lleno de gente y te gusta ceder tu asiento a otra persona aunque tú te vayas de pié? 

¿Y qué pasa cuando tienes que sacrificar tu bolsillo para prestar dineros que no van de acuerdo con tu presupuesto?. Ni te pagan, ni las gracias te dan y de pilón pierdes tu dinero y pierdes la amistad… ¡Ah, pero como eres una mártir, seguro que te irás derechito al cielo!, ¿Así piensas?, Revísate detenidamente. 

Para todo existe la ley del equilibrio amigas queridas, y todas tenemos que empezar precisamente por lo más sencillo: Revisarnos detenidamente, ¿Porqué hacemos las cosas?, ¿Para qué, con qué objeto hemos decidido sacrificarnos al grado del autosecuestro. Sí… estamos secuestradas por nuestro propio sistema de creencias rancias y caducas, o mejor dicho: Estamos tan acostumbradas a Autosabotear nuestra inteligencia, a ofender nuestro amor, y  de paso hasta a ignorar la sabiduría que Dios puso en el corazón de toda mujer. 

Tú tienes la última palabra: ¿Quieres seguir sacrificándote por algo o por alguien que quizá ni valga la pena?.

Con mis respetos y cariño siempre,

Doral.

lunes, 5 de octubre de 2015

¿QUÉ HAGO YO AQUÍ?



¿QUÉ HAGO YO AQUÍ?

Cuántas veces en la vida te encuentras con momentos en los que no sabes porqué ni para qué haces determinadas cosas que no has planeado, pero que sin embargo tienen una razón de ser, un motivo, una causa, pues dicen que no hay casualidades sino causalidades que a veces incomprensibles a la mente humana, escapan del entendimiento y nublan la razón hasta que descubres que...

Resolver asuntos inconclusos resulta ser la razón, cerrar círculos que quedaron abiertos en el ayer y que de una u otra manera se convierten en amenaza de permanecer intactos, amenazantes, acechantes o no cerrados correctamente como debe ser, para dejar ir el pasado a descansar en santa paz.

Enfrentar con disposición y valor es la clave. Volver atrás y echar una mirada por todos los rincones del ayer para reparar lo que haya que reparar, depurar y desechar lo que haya que ser desechado, corregir lo que debió haberse corregido con inteligencia y lealtad, y transformar impresiones con decisión, quizá con esfuerzos  constantes y repetidos ¿porqué no? aún hay fuerzas, y cada día es nuevo para parir esperanzas de que no todo está perdido cuando se tiene vida y cada día es bueno para empezar un nuevo final.

¿Qué hago yo aquí?... eso precisamente, lo que nadie se atreve a hacer. Volver al mismo lugar de donde un día saliste destrozada, huyendo del dolor, de la incomprensión, de la apatía, de la ignominia, de la humillación. Un hogar en donde uno a uno se fueron acumulando los años en el abandono total y los procesos de reconstrucción se hicieron cada vez más difíciles y sin embargo acepté el reto en el ánimo de reconstruirme a mí misma primero... ¡Qué locura!

A lo largo de casi 18 meses, un año y medio enteros, recorriendo juzgados, litigios, gestionando trámites y corriendo gastos mil, echando vueltas y más vueltas con la lenta espera de ver al fin en mis manos las escrituras de esta casa y posteriormente el juicio de donación a los hijos. Había que regularizar la situación del juicio testamental bastante desgastante.

Una vez concluido tan... tan.. a lo  que sigue..,

¿Qué hago yo en esto?... La propiedad inmobiliaria tan peleada y dedicada a juicio estaba allí... como una sombra vacía, descuidada, sucia, cayéndose casi en mil pedazos... ¡Tétrica! y alguien dijo por allí: ¡Está maldita!... ¡Allí espantan!... No; que va... lo que a mi me espantaban más eran los recuerdos de lo que pudo haber sido y no fue en su momento. En fin... ¿Para qué perder más tiempo contando los sinsabores de ese ayer?

Los tiempos cambian, la vida cambia, las personas cambian, y por supuesto yo ya no soy la misma mujer inmadura que salió corriendo un día, porque no la amaban ni la respetaban. Ahora con una nueva visión y dimensión de las cosas, vuelvo a pisar esta casa y a hacerme cargo de la remodelación y de darle vida de nuevo. ¿Para qué?  -no lo sé-  Sólo sé que debo hacerlo por alguna poderosa razón de Dios que todavía desconozco.

Me he sentido una extraña entre estas paredes que me desconocen, y sin embargo la caricia fresca en la reparación del enjarre y la mezcla de cemento, arena y cal por toda la casa respira, la brocha con pintura nueva reciben la queja de quien pedía agua en medio del desierto y nadie escuchaba, gimen los lamentos en jirones de las  cortinas que se caen desgarradas por el tiempo y cruje la tubería cuando se ha cerrado la fuga y la gotera.

Cambio de circuitos eléctricos se ponen en alerta, temblando apagadores y tomas de corriente cuando son reemplazados por la modernidad, marcos y molduras observan su turno esperado, mientras, vistas, puertas y ventanas reciben su rotación... ¡Ya es hora de cambiar chapas y herrajes!, también la calefacción.

Dos, tres, o más viajes al basurero municipal, fuera acumulación... pedazos de muebles viejos, espejos manchados, y vidrios rotos, resortes vencidos,  cojines apolillados, cargados de bacterias, polvo y telarañas, la odre donde se secó el agua podrida, etc., vaciaron espacios para recibir el agua nueva, como si fuera de una fuente cantarina.

Agua y jabón, aceite y cariño acompañando químicos, aromatizantes y buena vibra tarde, mañana y noche. Una ardua labor que no creí poder lograr en tan corto tiempo. Pues sin descuidar mi trabajo en la oficina por las mañanas, mi consulta por las tardes y mis clases de idioma Náhuatl en la facultad, he dialogado con silencios y la sedante oscuridad de las noches en las que otra vez, descalza me asomo a la ventana, miro el cielo y me pregunto tantas cosas pero de todas... una más... ¿Qué hago yo aquí?, en mi corazón no hay respuesta, o quizá si la hay, pero está fuera del tiempo... ¡o quizá sea yo!, me pregunto si ya estoy muerta, y el sueño me trajo aquí. ¿Para qué? -no lo se-

Sea lo que fuere, y sola otra vez... por fin en los rincones, también de mi alma se empieza a respirar la paz.  Una nueva atmósfera emocional hace vibrar el ambiente que respiro y me siento contenta por el deber cumplido.  Un deber que sentía ineludible y había ido posponiendo si saber por qué.

Estoy aquí, poniendo alma, sentimiento y razón, jajaja también mi sueldo, mi trabajo y mi tiempo... ¡Estoy entera!, dedicada a levantar esta casa que no es mía, (nunca lo ha sido, y nunca lo será) pero es el lugar donde nacieron y crecieron mis hijos y donde dejaron su aroma de inocencia y la huella bendita de sus primeros pasos. Ahora este  techo habitable y respirable legalmente les pertenece, y yo... ¡Ya puedo marcharme en paz!

Cariños,

Doral.
05-Oct-2015

jueves, 17 de septiembre de 2015

LA RECREACIÓN PARA UN BUEN DESARROLLO EMOCIONAL.



LA RECREACIÓN PARA UN BUEN DESARROLLO EMOCIONAL

Se conoce como desarrollo emocional a todos aquellos sentimientos o emociones que se pueden demostrar en la vida de una persona.  Y El buen desarrollo emocional, es cuando la persona es capaz de demostrar sus sentimientos sin ningún problema, se le facilita demostrarlo a los demás, la persona es tolerante, sabe encontrar las cualidades en los otros.

El comportamiento que tienen que tener las personas para un buen desarrollo emocional, debe ser armonioso para el niño, tiene que existir un buen trato, amor, y más que nada demostrarle al niño seguridad, para una mejor autoestima. Esto es muy importante para las primeras etapas de su vida.

Existen diversas actividades donde se puede inculcar al niño el respeto hacia los demás, tanto en personas internas como externas en su vida. Actividades como el cuidado de una planta, o una mascota, el enseñarle buenos modales o valores, enseñarle a que exprese su sentir sin gritos y sin burlas, para que no se frustre.

Los paseos también son importantes, puesto que es donde pueden convivir con las demás personas.  Una buena idea puede ser llevarlos a los parques, zoológicos o diversos lugares recreativos o viajes.  La convivencia, más que nada, con niños de su misma edad.  Muchas veces al estar solos con adultos en los pequeños repercute el comportamiento, vocabulario u otro tipo de actos que no deben ser para su edad.

El uso de la tecnología afecta, y afecta mucho, encierra al niño  en un mundo done nada más existe la dependencia de los aparatos electrónicos. Un maestro comentó algo que me interesó mucho: “nosotros somos autistas sociales,  a pesar de que estamos rodeados de gente con esta modernidad, estamos en nuestro propio mundo, nuestra burbuja. Somos dependientes de la tecnología y eso le enseñamos a nuestros hijos” argumentó.

En entrevista con la Psicóloga Patricia Uriarte Pallares, ella dijo que de la manera que más afecta la tecnología, es que los pequeños no se saben comportar, no saben interactuar con el mundo exterior, no saben relacionarse, y por ende, no aprenden a socializar.
Y tú… ¿Cómo educas a tus hijos en su desarrollo emocional?


Autor:
Lic. Manuel Camacho
@manuellc

sábado, 12 de septiembre de 2015

¿INFIDELIDAD POR LAS REDES SOCIALES?


SINDROME DE LAS REDES SOCIALES


Una sesión que no fue cerrada en las  Redes Sociales o un WhatsApp abierto en un teléfono  celular sin contraseña, son situaciones que invariablemente se transforman en un problema de pareja en los tiempos actuales.

Las  infidelidades descubiertas a través de Facebook o de una conversación furtiva en la era de las comunicaciones digitales, que se pueden derivar en rupturas o divorcios, se han convertido en una verdadera epidemia.

Existen comunicaciones de relaciones terrenales, pero otra interrogante es si se puede considerar completa la infidelidad cibernética, una impresión íntima de las Redes Sociales es que navegan en los océanos  de la fantasía y que circunstancialmente puede cruzar las fronteras hacia lo físico.

Se considera que el 80% de las personas que buscan ayuda psicoterapéutica en consultorios, es a causa del “Sindrome de las Redes Sociales”, predominantemente Facebook y WhatsApp, entre otros.

Se trata de novios, novias, esposos, esposas, que tienen problemas que ponen en riesgo su relación, su matrimonio, porque fueron descubiertos en alguna infidelidad virtual a través de facebook o WhatsSapp, independientemente que esta pudiera ser también física.

A la consulta psicológica llegan muchas personas con trastornos de ansiedad, el estrés, ese gran tirano de la vida moderna, pero ahora el estrés ya tiene otro nombre, ahorita los pacientes que están llegando a la consulta, padecen el “síndrome del Facebook y del WhatsApp”

Las tecnologías de la información y de la comunicación deberían servir para facilitar la vida de los seres humanos, no para complicarla.

Quizá venga otra tecnología donde ya solamente el celular registre el tono de voz o algo para que no lo abra nadie mas, pero mientras lo pueda abrir la esposa, el esposo, la novia o el novio, se seguirán presentando estas situaciones.

La ansiedad, por estas causas, ya está generando otro tipo de problemas: “Antes el cortisol –esa hormona que relacionamos con el estrés”- se generaba solamente cuando había un conflicto fuerte, cuando necesitábamos solucionar  una situación rápida, hoy ya es un conflicto permanente, sobre todo si tenemos contratiempos en muchos roles de nuestra vida y estamos generando esa hormona cortisol que estamos enviando en cantidades masivas a la sangre.

Como resultado de todo eso, ya se asocia el estrés con la diabetes, hipertensión, asma y gastritis, entre otros padecimientos, de tal manera que el mal manejo de nuestras emociones deriva en patologías y por supuesto, muchas personas buscan apoyo para ser ayudadas en ese sentido.

Lo anterior también porque aplicaciones como el WhatsApp, ciertamente adictivas, son herramientas controladoras, en la interacción entre personas y representan una grave interferencia con la vida que ocasiona una gran ansiedad incontrolable.

WhatsApps es una aplicación que brinda servicio de mensajería gratuito por el teléfono celular que permite intercambiar fotos, vídeos y comentarios al conectarse e internet  y en México es una de las formas de comunicación más usadas.

Muchas veces las personas acuden a recibir psicoterapia debido a que tienen conflictos de pareja debido al Facebook o el WhatsApp y el tratamiento que busca incrementar el bienestar y propiciar cambios en su conducta cotidiana, actitudes y pensamientos, pero no existen resultados milagrosos, cada atención  psicoterapéutica es un viaje particular cuyo resultado que puede ser gratificante, es siempre distinto.

LA PROXIMIDAD Y LA DISTANCIA VIRTUAL.

Cuando la palabra “proxémica” fue acuñada en 1963 por el antropólogo estadounidense Edward T. Hall  (1914-2009), a favor de la dimensión oculta, obra en la que estudia la proximidad o acercamiento entre los seres humanos en sus relaciones interpersonales, quedó fuera de su clasificación la proximidad y la distancia virtual.

En efecto, T. Hall descubrió que la percepción del espacio físico que separa a las personas cambia dependiendo con quienes interactúa, estableciendo cuatro categorías:

1.-  Distancia íntima; oscila entre 15 y 45 centímetros, se da entre personas que están unidas por lazos afectivos o se tienen confianza recíproca.

2.- Distancia personal;  Entre 46 y y 120 centímetros, es común en reuniones de amigos y compañeros de trabajo.

3.- Distancia social;  Entre 121 y 360 centímetros, Distancia entre personas que no se conocen o no se tienen confianza.

4.- Distancia pública: Mas de 360 centímetros; es la que se da en conferencias o eventos en escenarios adecuados para tal efecto.

Entonces, ¿Existe la proximidad y la distancia virtual? Medio siglo después, evidentemente, es una realidad  inobjetable a través de las tecnologías de la comunicación y de la información.

¿LA PSICOTERAPIA FUNCIONA EN EL SINDROME DE FACEBOOK  Y  WHATSAPP?

La oficina es cómoda y acogedora.  Es un despacho actual y bien equipado. Algunos rasgos característicos revelan el ambiente típico de un consultorio de psicología, por supuesto no puede faltar el diván.  Se busca saber más sobre la posibilidad de que la psicoterapia sea realmente efectiva para atender los problemas de pareja que causan los comportamientos derivados del uso de las Redes Sociales.

Los seres humanos tenemos sentimientos, emociones y pensamientos que nos llevan a actuar de cierta manera y son precisamente esas acciones las que conducen a la felicidad y al dolor en su entorno natural y social. Claro que la psicoterapia combate el dolor psicológico del individuo y sus consecuencias, pero es absolutamente determinante la clase de relación paciente-psicoterapeuta, y por supuesto, el tipo y gravedad de cada caso.  Se trata de un vinculo complejo donde el lazo de comunicación que se establezca entre paciente y psicoterapeuta es fundamental.

Efectivamente un buen psicoterapeuta puede ayudar a manejar mejor sus sentimientos y síntomas , y a cambiar los patrones de comportamiento que generan la enfermedad, pero para lograrlo también se requiere de la confianza del paciente. Tanto las psicoterapias exitosas como las fracasadas resultan pues, según las diversas combinaciones de los elementos citados.

El psicólogo o psicoterapeuta no es un mago.  La psicoterapia no soluciona problemas ni cura a nadie, es una disciplina, un arte, de confianza, respeto y comunicación, que ayuda al sujeto a solucionar sus conflictos y curarse por sí mismo.

“En ocasiones queremos que una terapia funcione cuando hay problemas graves, ¿verdad?, y aquí cabe aclarar que cuando yo hablo de de un problema grave, no estoy hablando de un trastorno de una magnitud elevada, sino como ese trastorno, esa ansiedad por la que la persona está pasando, ese desfase emocional, ha invadido a esa persona en sus roles”

“La terapia  funciona excelentemente, pero la cuestión es de esas circunstancias, de eso que acabamos de detallar, de esas situaciones, entre otras cosas de la falta de empatía, preparación, o comunicación idónea con el paciente, solo eso podría hacer que no funcione en realidad de verdad.”

“Por esa razón algunos pacientes dicen que les funciona algún terapeuta con el que logran tener esa empatía, y otros dicen: Ya fui con este terapeuta, este y este y el otro, y no me ha servido, no me ha funcionado, y de repente llegan con otro terapeuta con el que logran tener esas características que la persona necesita”

Una vez concluida esta charla, queda claro que para una psicoterapia sea exitosa se deben establecer una relación de apoyo, de entendimiento, empatía y comunicación entre el psicoterapeuta y el paciente con el síndrome de Facebook o WhatsApp.

Una terapia puede ser capaz de disminuir el estrés, la dependencia de las Redes Sociales, rescatar o mejorar su relación de pareja y su calidad de vida, sanar al individuo en sus problemas emocionales y crear un puente hacia una relación más saludable con su pareja.

Al final de cuentas, el amor es un fenómeno más complejo en una era de la tecnología que se vuelve contra su creador; el ser humano, pero desde los tiempos más remotos –y a pesar de todo- el amor prevalece como una energía universal y la fuerza verdadera que lo cura todo.


Autor:
Dr. Miguel Alonso Rivera Bojórquez
E: mail:  correo@miguelalonsorivera.com

lunes, 31 de agosto de 2015

LO DEJÉ SER FELIZ A SU MANERA.

            

“Lo dejé ser feliz a su manera”


En ocasiones, la vida puede enfrentarte a situaciones muy difíciles, en las que no sabes si tus hijos podrán ser felices, si estarán en lo correcto o si tú estarás en lo correcto.

María era una mujer con una buena posición. Desde joven aprendió  ser empresaria y en poco tiempo logró tener su negocio de diseño de prendas y creación de vestidos de fiesta.  Se casó pero enviudó.  Su esposo fue asaltado y lo hirieron de gravedad.  Quedó sola con un niño recién nacido.  Jamás se le volvió a conocer una pareja y siempre tenía a su lado a su pequeño Luisito.

Desde muy pequeño, el niño mostraba intereses muy diferentes a los de un varón.  Le gustaba jugar entre los trapos y trazos de tela que había en el taller de costura de su madre.  Se ponía coronas y simulaba ser una princesa.  “¡Mira mamá, qué linda soy!”, le decía mientras ella sonreía y le respondía que sí.  Sus empleadas la miraban con desacuerdo y le decían que si le consentía esas acciones lo alentaría a que tuviera tendencias afeminadas.  A lo que María respondía: “Si él es así, aunque lo mande a un colegio de militares, eso no hará la diferencia.  Como él se vea feliz, así lo dejaré ser”

Pasó el tiempo y Luis llegó a la adolescencia remarcando lo que era más que evidente: él sentía que era una mujer.  Se dejó el cabello largo y lloró amargamente cuando en la secundaria le exigieron cortárselo.  Esto provocó que se mudaran a Monterrey, México.  Luis le decía a su mamá con tristeza: “Mami, no me siento un hombre, no quiero ser uno.  Me siento diferente por dentro.  Dime, ¿esto es normal? No quiero ser un monstruo”.  María estaba consternada, pues no quería que su pequeño sufriera y fuera discriminado, así que lo inscribió en un colegio donde le permitieron asistir cuando comenzó su transición de hombre a mujer.

Pasaron los años y María veía con orgullo que su hijo era feliz.  En un año más empezaría el tratamiento con hormonas y lo vería ya casi transformado, situación que a él le emocionaba muchísimo.  Tanto Luis como su mamá se ganaron muchos enemigos.  Los tacharon de impúdicos o que estaban haciendo algo malo, pero ella jamás dejó de apoyarlo.  Perdió algunos clientes que rechazaban las tendencias de su hijo, así que tuvo que recortar gastos, pero no dejó de lado los sueños de su heredero.  Luis se dio cuenta de esto y trató de ayudarla.  Con sus estudios y unos pocos ahorros que tenía abrió un pequeño salón de belleza.  Poco a poco le fueron llegando clientes y el negocio empezó a prosperar.

Luis, ya con 30 años, casi totalmente transformado, es conocido como Lucía. Hizo que su mamá trabajara con él apoyándolo en el diseño de trajes y maquillaje para modelos.  En la actualidad es una de las maquillistas más buscadas en la ciudad.  Tiene dos años con su pareja y piensan en formalizar pronto.  El sueño de ser mujer está casi por volverse realidad para Luis.

María le sonríe cada vez que la observa, hermosa, alta, decidida y trabajadora.  Es su orgullo y aunque aún le preguntan cómo le hizo para aceptar su cambio, ella sólo contesta: “Sólo lo dejé vivir a su manera para que fuera feliz”.

Y tú amiga lectora, ¿Tendrías el valor y el coraje para dejar vivir a tus hijos a su manera, sea cual fuere su decisión, con tal de verlos felices?.


Autor:
Dra. Anna Castel  (Vivencias, Redac. Mazatlán)

@AnnCastelazo


Nota:
Foto tomada de internet.- Con el debido respeto de autoría, si ocasiona molestias, será retirada.

jueves, 9 de julio de 2015

VACACIONES DE OTROS TIEMPOS


VACACIONES DE OTROS TIEMPOS

"No hay fecha que no se llegue ni plazo que no se cumpla", dice un refrán, y ahora que están por iniciar las vacaciones de verano en México, la pregunta principal no es: ¿A dónde iremos?, sino: ¿Qué vamos a hacer con los "plebes", ¿Dónde o con quién los vamos a dejar?.

Actualmente hay numerosas opciones para entretener a los chamacos, desde cursos de repostería, hasta clases para aprender a nadar, pasando por talleres de arte, manualidades, campamentos para conocer la naturaleza y una larga lista más.  Los pre-digitales no tuvimos tanta suerte como los chicos de hoy.

Sin internet,  sin televisión por cable, sin programación en la televisión las 24 horas del día, y sin videojuegos (o con videojuegos que se limitaban a atinarle a una esferita con una rayita que aparecía en la pantalla).  Llegadas las vacaciones, y dependiendo de los dieces que tuviera la boleta de calificaciones, si bien nos iba, nos enviaban con alguna pariente a vacacionar por algunos días.  Una vez apalabrado el consanguíneo, allá va el chamaco con su maleta y jalando un cartón de huevo docenero conteniendo carne machaca, pinturitas de maíz, mestizas de pan casero, chile chiltepin, y demás majares dulces y salados propios de la región, cual ofrenda de agradecimiento por el tiempo en que se le tendría hospedado.  A su regreso llegaba contando maravillas, pero como mentir requiere memoria, con el tiempo se le iba escapando que aquello no fue tan benévolo como lo presumió.

En ese tiempo, si hacía mucho sol, nos aplicábamos a juegos de mesa de la noche a la mañana.  Muchos jugábamos a la lotería con sus famosas cartas de la campana, el borracho, el violín, la dama, la bandera, etc., otras veces desarrollamos aptitudes para las sumas y restas jugando dominó, mientras otros lograban amasar una pequeña fortuna de monedas sueltas (suficientes para comprarse un raspado-helado de sabores) en la lotería.

Las vacaciones eran también ocasión para hacerse presentes en los negocios de la familia.  En los puestos del mercado, en las fondas, ferreterías, mercerías y demás comercios era común ver a los aprendices ayudando -o estorbando- a sus padres.  Más de un exitoso empresario descubrió allí su verdadera vocación.

Si caía un aguacero, bañarse bajo la lluvia contaba como juego y ver llover valía como pasatiempo.  Sin embargo, ayer como hoy había momentos en que el ocio se hacía presente.  Era entonces cuando no faltaba quien recurría a los servicios de emergencia, principalmente Bomberos y Cruz Roja, alertando por falsos incendios o accidentes.  Era entonces también cuando, ignorando toda advertencia,trepar por los muebles, paredes y árboles se convertía en un peligroso juego que dejó algún hueso roto y una que otra cicatriz, además de la aún vigente condena materna: "No mides el peligro ni piensas en las consecuencias; no veo el día en que regreses a la escuela".

Muchas gracias por leer estas líneas y con ello hacer que esto valga la pena. Por favor sus comentarios, sugerencias, invitaciones, mentadas, tomatazos y hasta felicitaciones (jajaja), en: adosdetres@hotmail.com  

Que tenga una semana que no le deje cicatrices.

Dra. Marisa Pineda
Twitter en @MarisaPineda

miércoles, 3 de junio de 2015

ENFERMO DE AMOR



ENFERMO DE AMOR

Aún guardo en mi memoria aquel recuerdo de hace más de 20 años, cuando en un día normal de rutina laboral, atendiendo al público y archivando documentos, conocí a un hombre al que presté especial atención al notar su mirada e interés por observarme a cada momento. 

Para mí era obvio, no se atrevía a dirigirme la palabra y supuse que era tímido.  Un día sin previo aviso recibí un ramo de rosas con dedicatoria, que con el pasar de los días se convirtió en mucho más: ositos de peluche,  seguidos de constantes llamadas telefónicas donde aquella persona me invitaba a conocernos.  Según él teníamos varias cosas en común.

Los días pasaban y a la par que nos conocíamos, entre muchas cosas, me contó algo que me puso en suspenso: Era casado, pero con “planes de divorcio a corto plazo”, ¡típico! Aún y con todo eso, aquel hombre siempre supo comportarse como un verdadero caballero, romántico, gentil y sobre todo, debo agregar que las flores y obsequios nunca faltaron en mi casa y oficina.

¿Qué puedo decir? Yo estaba encantada con esa situación, feliz de la vida.  Después de varias citas –en las que además tuve la oportunidad de conocer a sus hijos- nos hicimos pareja.  Un día en mi etapa de noviazgo con él, siempre era de grandes detalles, flores y más flores, llamadas románticas y antojos que con sólo mencionar él me cumplía a la brevedad, sin necesidad de pedírselo, tan es así que mis compañeros y amigos comenzaron a preocuparse al darse cuenta que, en exageración, mi novio no titubeaba en complacerme y estar “encima” de mí a toda hora.

Como era de esperarse, yo no me daba cuenta de aquella atención desmedida de mi pareja.  E ningún momento de mi relación había tomado en cuenta los consejos de mis seres queridos, entre ellos mi madre, quien comenzaba a incomodarse por la forma exagerada en las que me buscaba y consentía.

Una noche en la que estaba pensando esto y aquello, decidí actuar  y dejarle saber a mi pareja lo que pasaba por mi cabeza, ya que comencé a experimentar sentimientos negativos acerca de nuestra relación queme ahogaban y no me dejaban ser feliz.

Así fue, a la mañana siguiente decidí reunirme con él, y cuando le pedí espacio en nuestra relación su cara se desfiguró, se puso muy violento y me dijo cosas fatales que jamás olvidaré.  Tuve muchos problemas a causa de mi novio; me amenazaba, hablaba muy mal de mí, y me hacía quedar mal delante de terceras personas.  Mis compañeros de trabajo me apoyaban en la medida de lo posible, pero nada mejoraba.  Llegué hasta el punto incluso de acudir a la justicia para demandarlo por acoso, pero sólo sirvió para que los agentes se burlaran de mí; nada parecía funcionar.

Con la ayuda de amistades expertas en leyes y un abogado proporcionado por mi jefe pude solucionar gran parte del problema, el cual me había ocasionado una mala condición de salud y estragos en mi vida personal. Con permiso en mi trabajo salí de vacaciones, con el fin de olvidar el trago amargo que ese hombre me había hecho pasar, y cuando volví, después de reflexionar la situación, el problema parecía haber terminado y mi vida comenzaba a seguir su rumbo con normalidad, me sentí liberada.

Después de un tiempo, ocho años para ser exactos, la vida  me lo seguía poniendo en el camino –está por demás decir que mi actitud hacia él era indiferente- y aún cuando él quería acercarse a mí, yo no lo permitía.  Finalmente, en una de tantas ocasiones que nos cruzábamos decidí enfrentarlo y preguntarle el por qué lo encontraba demasiadas veces muy cerca de mi trabajo, lo cual causaba en mí, cierta incertidumbre.

Cuál fue mi sorpresa cuando escuché a aquella persona pedirme perdón.  Era como si aquel loco y sicópata hubiera reaccionado y se hubiera dado cuenta de todo el mal que me causó, tenía gran remordimiento y mi única respuesta fue: “Aquello que pasó entre nosotros es historia, todo el daño que creíste haberme hecho sólo me convirtió en una persona más fuerte”.  Le hice saber que estoy mejor que antes, al mismo tiempo que me daba media vuelta y me alejaba de él.  La odisea había terminado al fin.  La vida da muchas vueltas, aún y con todo eso no le deseo mal.

Autor: El Debate de Culiacán.
Vivencias de Javier
(Los Mochis, Sinaloa)

domingo, 10 de mayo de 2015

FELIZ DÍA DE LAS MADRES



FELICIDADES A TODAS LAS MADRES DEL MUNDO

Se dice que mayo es el mes en que florecen todas las flores, y también por lo tanto, es cuando florece más el amor de todas las madres... ¡El Amor más Grande!

Muchas felicidades a todas las madrecitas de esta casita virtual, que siempre están atentas a todos nuestros artículos, algunas les gusta comentarlos en tiempo y forma, y a otras les gusta permanecer como lectoras silentes, pero siempre están presentes en nuestras letras y también en nuestro corazón.

Disfruten su día amigas queridas, déjense atender, consentir, apapachar, ñoñear, jajaja, total que después lo desquitamos, jajajaja, ¿verdad?.

¡Muchas, muchísimas felicidades a todas Ustedes!

Con mi potente abrazo.

Doral.

viernes, 24 de abril de 2015

PERDÓNAME, SÓLO ERES UNA NIÑA.



PERDÓNAME, SÓLO ERES UNA NIÑA.

Era una mañana como cualquier otra. Yo, como siempre, me hallaba de mal humor.  Te regañé porque te estabas tardando demasiado en desayunar, te grité porque no parabas de jugar con los cubiertos y te reprendí porque masticabas con la boca abierta.

Comenzaste a refunfuñar y entonces derramaste la leche sobre tu ropa.  Furiosa te levanté por el cabello y te empujé violentamente para que fueras a cambiarte de inmediato.

Camino a la escuela no hablaste. Sentada en el asiento  del auto llevabas la mirada perdida. Te despediste de mí tímidamente y yo sólo te advertí que no te portaras mal.

Por la tarde, cuando regresé a casa después de un día de mucho trabajo, te encontré jugando en el jardín, llevabas puestos los zapatos nuevos y estabas sucia y mojada.

Frente a tus amiguitas te dije que debías de cuidar más la ropa y los zapatos... que parecía no interesarte mucho el sacrificio de tus padres para vestirte.  Te hice entrar a la casa para que te cambiaras de ropa y mientras marchabas delante de mí, te indiqué que caminaras erguida.

Más tarde continuaste haciendo ruido y corriendo por toda la casa.  A la hora de la cena arrojé la servilleta sobre la mesa y me puse de pié furiosa porque no parabas de jugar.  Con un golpe sobre la mesa grité que no soportaba más ese escándalo y subí a mi cuarto.

Al rato mi ira comenzó a apagarse. Me di cuenta que había exagerado mi postura y tuve el deseo de bajar para darte una caricia, pero no pude, ¿Cómo podría una madre, después de hacer una escena de indignación, mostrarse sumisa y arrepentida?.

Luego escuché unos golpecitos en la puerta: "Adelante, -dije- adivinando que eras tú".  Abriste muy despacio y te detuviste indecisa en el umbral de la habitación.  Te miré con seriedad y pregunté: "-¿Te vas a dormir, vienes a despedirte?-".  -No, -contestaste- Caminaste lentamente con tus pequeños pasitos y sin que lo esperara, aceleraste tu andar para echarte a mis brazos cariñosamente.  Te abracé con un nudo en la garganta y percibí la ligereza de tu delgado cuerpecito.

Tus manitas rodearon fuertemente mi cuello y me diste suavemente un beso en la mejilla. Sentí que mi alma se quebrantaba en mil pedazos. -Hasta mañana mamita, -me dijiste.  ¿Qué es lo que estaba haciendo?, ¿Porqué me desesperaba tan fácilmente?.  Me había acostumbrado a tratarte como a una persona adulta, a exigirte como si fueras igual a mí, y ciertamente no eras igual.

tú tenías unas calidades de las que yo carecía: eras legítima, pura, buena y sobre todo, sabías demostrar amor.  En cambio a mí, ¿Porqué me costaba tanto trabajo?, ¿Porqué tenía el feo hábito de siempre estar enojada?, ¿Qué es lo que me estaba pasando?, si yo también fui niña alguna vez., ¿Cuándo fue que empecé a contaminarme?.

Después de un rato entré a tu habitación y encendí una lámpara con cuidado.  Dormías profundamente.  Tu hermoso rostro estaba ruborizado, tu boca entreabierta, tu frente húmeda, tu aspecto indefenso como una bebé.  Me incliné para rosar con mis labios tu mejilla, respiré tu aroma limpio y dulce.  No pude contener el llanto y cerré los ojos.  Una de mis lágrimas cayó en tu piel.  No te inmutaste.  Me puse de rodillas y te pedí perdón en silencio.  Te cubrí cuidadosamente con las cobijas y salí de la habitación.

Si Dios escucha y te permite vivir muchos años, algún día sabrás que los padres no somos perfectos pero sobre todo, ojalá te des cuenta de que, pese a todos mis errores, te amo más que a mi vida. "Si lloras por haber perdido el sol, entonces no podrás ver las estrellas"

Programación Neurolinguística:  Dios me dio a mis hijos para amarlos; cada día aprendo más de ellos; Que Dios dé a mis hijos su bendición por ello y por permitirme amarlos.


Autor:
Francamente desconozco.

miércoles, 15 de abril de 2015

DESCUBRIÉNDOTE



DESCUBRIÉNDOTE

Cuando te paras frente al espejo, generalmente dices: "Esta soy yo", pero eso es solamente un reflejo muy limitado de ti.  El espejo no refleja tus partes físicas internas, mucho menos tus emociones y sentimientos, pensamiento, ni la energía.  Si te sometes al estudio de un psicoanalista, puedes "hablar sobre ti" durante años y él podría escribir miles de páginas sobre tu temperamento, tus actitudes, en fin... toda tu personalidad.  Pero quedaría siempre algo más por descubrir en tí.

Si te pones a escribir toda una historia completa, desde tu nombre, padres, maestros, estudios, profesión, y cada experiencia vivida, plasmarías el contenido de tu vida, pero aún quedaría algo por descubrir. Es sólo el objeto, pero no la verdadera y profunda esencia de lo que eres.

El objeto, así como el pensamiento, viene y se va, cambia constantemente: El niño, el adulto, el profesionista, el bueno, el alegre, el empresario, etc.  Tú puedes terminar con esa errónea identificación con objeto y pensamiento, y descubrir directamente que tú eres la propia conciencia, el espacio de fondo donde se desarrollan ellos.

Reflexiona o medita sobre el YO SOY, solamente y elimina los complementos. Percibe el yo, libre de cuerpo, emociones, nombres, entidades.  Que sólo quede el indefinible e ilimitado reconocimiento de ti misma(o) como inseparable de cualquier otra cosa.  Observa dentro de ti, lo que nunca ha nacido y que nunca morirá. Experimenta la alegría de que está allí, justo dentro de ti. Eso es todo.

Autor:
Maestro Roberto Valdez
rvaldezp@prodigy.net.mx

jueves, 26 de marzo de 2015

¿SE AMA CON EL CEREBRO, O CON EL CORAZÓN?



¿SE AMA CON EL CEREBRO, O CON EL CORAZÓN?

Las neurociencias llevan adelante diversas investigaciones para comprender cómo es este proceso tan complejo y fascinante, es decir, qué pasa en nuestros cerebros cuando nos enamoramos: Veamos… 

Hay muchas hipótesis sobre el papel del amor desde el contexto evolutivo. Investigaciones en psicología evolutiva y social han demostrado que el desarrollo cerebral está más relacionado con la complejidad de las interacciones sociales que con el ambiente circundante. 

Y en relación con el rol del amor en la evolución del ser humano, una de las hipótesis predominantes es que el amor es el resultado de interacciones entre las bases genéticas de la compleja conexión social y las relaciones y apego entre personas. 

Se suele decir que se ama con el corazón, pero para ser precisos, los seres humanos amamos con el cerebro. Cuando nos enamoramos, se activa una red neuronal denominada sistema de recompensa cerebral. 

Esta red está asociada con la motivación, el placer, la gratificación emocional y el intenso deseo. El amor romántico es aún más que eso, ya que se trata de una de las sensaciones más intensas de la vida: 

Es una obsesión que a uno lo posee y hace que disminuya la activación en las áreas del juicio (por eso precisamente, se llama a ese estado “locura de amor”) Debemos decir también que el amor no es necesariamente una experiencia feliz. 

Esa obsesión de la que hablamos puede empeorar cuando uno no es correspondido. Esto puede explicarse porque cuando nos enamoramos también existe actividad en una región del cerebro asociada con el apego profundo hacia otra persona. Entonces, al sentirnos no amados, no tenemos sentimientos de desamor romántico, sino que estamos sintiendo el intenso dolor del desapego o rechazo. 

 El amor romántico tiene todas las características de una adicción: Se piensa obsesivamente en algo (la persona amada, en este caso), uno se vuelve intensamente dependiente de la persona amada y posesivo sexualmente (a diferencia de cuando se tiene sexo ocasional), se asume grandes riesgos para conseguir o preservar el vínculo, se distorsiona la realidad (vemos sólo lo que queremos ver), existe una perseverancia extraordinaria y sentimos que necesitamos ver al ser amado más y más. 

Por otra parte, en el amor existe una curiosa persistencia: con el paso del tiempo uno puede haber “olvidado” a la persona amada hasta que, por ejemplo, escucha una canción, vuelve a un lugar o huele un perfume que inexorablemente le recuerda a ese sujeto del pasado. El amor, según entienden las neurociencias, es más que una emoción básica; es un proceso mental sofisticado que afecta nuestros cerebros a través de activaciones químicas en áreas específicas. 

Este proceso está sostenido, además, por activaciones que median funciones cognitivas complejas, como la cognición social, la representación de uno mismo, la imagen corporal y asociaciones mentales que se basan en experiencias pasadas. 

Diversos estudios de psiquiatría social han demostrado que cuando las personas están profunda y “locamente” enamoradas, tienen fuertes manifestaciones somato-sensoriales: Sienten el amor en su cuerpo, en sus mentes y, claro, reportan ser más felices. 

Asimismo, estudios de neuroimágenes funcionales, han demostrado que el amor desactiva los circuitos cerebrales responsables de las emociones negativas y de la evaluación social. (Es decir, no le importa lo que digan o hagan los demás y por eso dicen también que el amor es ciego). En otras palabras: La corteza frontal, vital para el juicio, se apaga cuando nos enamoramos y así logra que se suspenda toda crítica o duda. 

¿Porqué el cerebro se comporta así?. Quizá por altos fines biológicos y promover de esta manera la reproducción; si el juicio se suspende, hasta la pareja más improbable puede unirse y reproducirse. 

Las neuroimágenes han demostrado también que un área del cerebro importante en la regulación del miedo y regiones implicadas en emociones negativas también se apagan. Esto podría explicar por qué nos sentimos muy felices con el mundo y sin miedo de lo que podría salir mal, cuando estamos enamorados. 

Todo esto muy probablemente lo hayamos experimentado en nuestra vida, y lo habremos visto, oído y leído con creces en el cine romántico, los boleros, las telenovelas de la tarde y la literatura rosa. No existe evidencia de una sociedad sin amor. Es más: si narrásemos la vida de cualquier persona como una sucesión de acontecimientos, podríamos dar cuenta de que el amor resultó ser el motor de gran parte de esos hechos vividos.


Aporte científico de Neurociencias.
Tomado de El Debate de Cln.

martes, 17 de marzo de 2015

PRODUCTOS DEL DESEO



LOS PRODUCTOS DEL DESEO

Al final somos productos del deseo o de la frustración del deseo.  El deseo de los ricos y poderosos transforma un pantano en aeropuerto, un desierto en oasis, una región árida en una próspera ciudad, en fin, el deseo es el motor que mueve conciencias e induce acciones.

Desde la mujer violada producto del deseo enfermo del violador, hasta el hijo parásito (improductivo) producto del deseo enfermo de sus padres.

El deseo está atrás de cualquier cosa incluyendo las frustraciones. Basta el deseo del presidente para convertir a un mortal en diputado, senador, gobernador, ministro, secretario, embajador, o inventarle cualquier refugio económico que lo vacune para crisis posteriores.

El deseo sexual hizo que el que escribe y el que lee se convirtieran en personas aunque no se tenga conciencia de ello.

El deseo sexual mueve a toda una industria pornográfica, el deseo de ser amada hace que muchas mujeres confundan amor con sexo. El deseo de tener un hijo hace a muchas mujeres presa fácil del deseo sexual del hombre.

El deseo de obtener una migaja de poder político hace que muchas personas transgredan sus principios y valores, el deseo de estar en el ánimo del político hace  que hombres y mujeres cometan desfiguros que jamás imaginaron.

El deseo casi siempre se asocia con el poder, por eso cuando el deseo está huérfano de poder, las cosas se dificultan más o surge la frustración del deseo.

No desearás la mujer de tu prójimo, es uno de los mandamientos de la religión cristiana, es pues el deseo un impulso primario que viene integrado en el paquete de ser humano.

Desear con poder, es igual a éxito y autorrealización, desear sin poder es frustración y lamento.  El deseo está en todas partes convertido en grito de euforia o en un grito de lamento, pero está presente.

Desear salud, dinero, pareja, hijos, bienestar, grados académicos, trabajo, viajes, descanso, tiempo, o cualquier insumo que satisfaga el ardor del deseo, es el remanso y antesala de la muerte, es decir, el mortal quiere satisfacer su deseo antes de morirse.

El mortal espera ver o tener esto o aquello antes de morirse.


Autor:
Dr. David Uriarte Gastélum
Sexólogo, Psicólogo Clínico y Psicoterapeuta.
cienciasex@yahoo.com

lunes, 16 de marzo de 2015

¡CÁRGATE DE ENERGÍA, CAMINA DESCALZO!



¡CÁRGATE DE ENERGÍA, CAMINA DESCALZO!

La evolución del hombre se ha centrado en la separación de la madre tierra, desde mecanismos electrónicos y nuevas tecnologías, hasta ropa, accesorios y zapatos que nos separan de la sensación primigenia de pertenecer al entorno, supliendo ese contacto natural con artefactos prefabricados.

Clint Ober un ejecutivo retirado comenzó un largo camino (luego de su jubilación) hacia la búsqueda de un reencuentro con la energía.  Parte de este camino fue desentrañar una de las verdades más sencillas y básicas; que los seres humanos evolucionaron para caminar descalzos, porque la fisiología depende de esta conexión a la tierra para funcionar correctamente.

Después de consultar a varios científicos de la UCA (Universidad de California en Los Ángeles), Clint Ober, empezó un estudio científico en el cual el resultado demostró que de setenta personas con problemas de salud, dolor y rigidez, treinta de ellos .los que durmieron en una cama conectada a la tierra por 30 días- notaron que se dormían más rápido, se despertaban sintiéndose descansados redujeron sus rigideces, redujeron el dolor crónico de espalda y de articulaciones y mejoraron su salud en general.

¿Porqué la tierra nos carga de energía?

Porque las partículas cargadas que vienen del sol llegan a la Tierra por un rayo y electrifican toda la superficie de la Tierra.  La Tierra puede pasar electrones al cuerpo y la piel es un excelente conductor.

La zona de nuestro cuerpo que se conecta más profundamente es la que se encuentra exactamente a la mitad de la bola de la planta del pié, en un punto que los acupunturistas denominan "Riñón".  Este contacto produce cambios benéficos en el ritmo cardíaco, aumenta la resistencia de la piel y disminuye los niveles de inflamación.

Si deseas obtener más información sobre este tema, puedes escribir a: Redacción Mi Ciudad.  e-mail:  opina@lomejordemiciudad.com


Responsable de esta publicación:
Doral.

sábado, 14 de marzo de 2015

¡OTRA FORMA DE PENSAR!



¡OTRA FORMA DE PENSAR!


Ve nada más el carro que está ahí, refiriéndose a un carro de lujo de marca conocida y modelo reciente, ¿Cuándo podría tener uno de esos?, seguro tendría que trabajar de sol a sol y de luna a luna todos los días para poder comprar uno, y todo el sueldo me alcanzaría sólo para pagarlo. Esto me decía un amigo al ir caminando por la calle. ¿Porqué piensas eso? -le pregunté-, es que esos carros son muy caros, sólo la gente que tiene muchos dinero puede comprarlos, me respondió.

Haciendo un gesto de incredulidad a lo que escuchaba le pregunté si tenía idea del costo de ese automóvil, y me respondió que no, ¿entonces porqué te es tan difícil pensar que puedes comprarlo?, si desconoces el costo, -le dije- y me respondió: ¡Pues me lo imagino!

Esta forma de pensar nos limita a conseguir muchas cosas que queremos en la vida, ya sea una casa, un automóvil, un empleo, un buen puesto en la empres, y como no, un hombre o una mujer con quien quisiéramos tener una relación de pareja y compartir nuestra vida y muchas cosas más.

Toda esa película que imaginamos en nuestra cabeza,  la cual por lo general contiene muchos finales desagradables, es la que impide que consigamos eso que tanto deseamos.

Lo mínimo que debemos hacer para obtener algo, es conocer su valor, requisitos o condiciones para obtenerlo, este es el inicio de una formal y seria intención de obtener algo, de esta forma sabremos cual es el grado de facilidad que tendremos para obtenerlo. (¿te fijaste que puse grade de facilidad?,pude haber puesto grado de dificultad, y te aseguro, que habría tenido otro impacto la frase)

Esta es la manera que debemos pensar y hablarnos cuando en verdad queramos algo, sea material o no.

Se necesita el mismo esfuerzo para pensar que es posible o lo contrario, acostumbra hablarte con palabras de solución, positivas siempre y encuentra el como sí, y lograrás muchas cosas a partir de empezar a hacerlo, empieza a partir de ahora, piensa qué se necesita para obtener eso que has deseado hace tiempo y no lo consigues aún, cuando venga un pensamiento que te haga creer que no puedes, puedes decirte a ti mismo: ¡En realidad no lo quiero tanto entonces!

Este pensamiento positivo ayudará a anular el pensamiento negativo y sabrás si en verdad quieres lograr tu objetivo. ¡Se dejan de lograr más cosas porque ni siquiera lo intentas!

¿Te habías dado cuenta de todo esto?... Pues a poner manos a la obra y buena suerte.


"Borrón y cuenta nueva"
Autor: Lic. Abel García Muro.
Tel. (52) 667 - 7 16 28 44
e-mail: abelgarciamuro@hotmail.com

domingo, 8 de marzo de 2015

DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER


DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER


Con mucho cariño quiero signar mis más cordiales felicitaciones a todas las amigas lectoras de nuestra casita virtual y a todas las mujeres del planeta tierra, sean madres, abuelas, hijas, hermanas, tías, sobrinas, suegras, etc.. 

Felicidades a todas ellas, porque este día, 8 de Marzo se celebra mundialmente el Día Internacional de la Mujer, aunque ya sabemos que para celebrar a la mujer tenemos los  365 días del año y que no necesariamente tendría que ser sólo un día en especial de todo el año.

Sin embargo no podemos pasar por alto este detallazo que tuvo la ONU  (Organización  de las Naciones Unidas) por allá en el año de 1977, para con todas nosotras las mujeres del mundo al decretar precisamente este día 8 de Marzo como día internacional de la mujer pero también de la paz internacional.

Enhorabuena y abrazos potentes
desde mi corazón.

Doral.



Got My Cursor @ 123Cursors.com